¿Qué es el diseño web centrado en el usuario?

¿Qué es el diseño web centrado en el usuario?

El diseño web centrado en el usuario hace referencia a una metodología en la que se tiene como prioridad las necesidades de los usuarios por encima de otros elementos.

Para el desarrollo y ejecución de un proyecto web, en primer lugar debe hacerse uso de una extensa variedad de métodos de investigación, como las encuestas, entrevistas a clientes o la lluvia de ideas, con el fin de entender realmente las necesidades y sus objetivos. A partir de este briefing inicial estaríamos en disposición de desarrollar un producto que garantice la experiencia de usuario, como explicaré a continuación.

Por ello, antes de iniciar tu proyecto web, por ejemplo, si buscas para que ejecute tu proyecto una empresa de diseño web en Valencia o en cualquier otro sitio, es recomendable que te asegures que se realiza bajo esta metodología.

Fases del diseño web centrado en el usuario

El usuario debe poder conseguir su objetivo en términos de usabilidad web, gracias una interacción eficiente con nuestro sitio web. Para ello se deben implementar los siguientes pasos:

1. Analizar el contexto del usuario

En esta primera fase los diseñadores analizan el entorno en el que los usuarios manipulan un sistema, haciendo uso de encuestas, entrevistas y sondeos, para determinar cuáles son sus necesidades en general, a la hora de interactuar con un sitio web, un portal digital o una aplicación web. Esto se logra en pasos muy sencillos:

  • Identifico a mi buyer persona, esto se refiere a la identificación del tipo de usuarios que utilizarán la plataforma y cuáles son sus objetivos.
  • Identifico los problemas de mis usuarios, visualizando las situaciones a las que se enfrentan y los elementos que permiten resolver el diseño.
  • Identificación de los procesos que realizan los usuarios.Este paso se refiere a la interacción del usuario con la herramienta, incluyendo incluso las emociones que manifiestan al utilizarla.

2. Detallar los requerimientos del usuario

Esta segunda fase permite identificar y precisar los requisitos de los usuarios, refiriéndose a los detalles como, por ejemplo, el tipo de dispositivo que suelen usar para acceder a un sitio web, la frecuencia, así como aquellos puntos de dolor que se puedan identificar.

El tipo de dispositivo es importante, ya que es necesario desarrollar páginas responsive que permitan la visualización del sitio en los distintos tipos de dispositivos que existen en el mercado, ya sean PC, tablets o smartphones. Pero hoy en día, para realizar un diseño web centrado en el usuario, se recomienda que se haga pensando en smartphone y después de adapte al resto de dispositivos.  

Otro detalle fundamental para considerar en esta fase es el análisis del uso de material audiovisual y el texto para lograr que la información llegue de una forma amena al usuario. Recordemos que cada detalle es importante para mejorar la experiencia de usuario, sobre todo teniendo en cuenta que las posibilidades van a estar muy limitadas por el tipo de dispositivo.

3. Desarrollar diseño de soluciones

Diseñar soluciones es la tercera fase y en ella los desarrolladores y diseñadores web propondrán soluciones concretas en función de las necesidades identificadas en la fase anterior.

Estas soluciones no solo deben satisfacer las necesidades de los usuarios, pues también deben adaptarse a los objetivos de la organización o de la marca que representa el proyecto. Por ello, deberá haber un equilibrio entre estrategia y necesidades del usuario que deberían por otro lado ser coherentes entre sí.

4. Evaluar los resultados para la implementación

En la cuarta etapa se someten a prueba los resultados según el contexto y los requisitos manifestados por los usuarios, con la finalidad de verificar y evaluar el desempeño del diseño web.

Aquí se miden los resultados en función de los objetivos de la organización y de las necesidades específicas de los usuarios, evaluando si el desarrollo web cumple satisfactoriamente con estas. Para ello te puedes hacer preguntas como:

  • ¿El proceso realizado fue correcto? ¿Por qué?
  • ¿Cuál es la respuesta de los usuarios con el producto final?
  • ¿El diseño resuelve los problemas planteados?

Es importante destacar que la iteración del proceso genera un aumento en las probabilidades de éxito, pues teniendo esta premisa, es posible repetir el proceso las veces que sea necesario hasta lograr los objetivos generales y específicos del proyecto.

Así que ante esta premisa te recomendamos repetir el proceso desde la primera fase y comenzar de nuevo el diseño centrado en el usuario, pero esta vez haciéndolo con el conocimiento que adquiriste en la primera ronda.

El proceso lo puedes repetir las veces que creas conveniente, hasta lograr una eficacia cercana al 100% de satisfacción.

¿Sabes lo que es el customer journey digital?

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *